Rosas y rosales

100 1850

Rosas y rosales para enamorarse

Todo lo que necesitas saber sobre las rosas y los rosales: sus cuidados, variedades, rosaledas…

Escoger el mejor rosal

Andorra Forever

Antes de comprar debes pensar en el rosal que mejor se adapte a tus necesidades y escoger la variedad que más te guste, tanto por la floración como por el tipo de rosas o su color. Las variedades son múltiples; rosal de pitiminí, de flor de tea, trepadores, arbustivos, llorones, tapizantes… en la etiqueta que debe acompañar a los rosales se especifica la variedad, el color y el tipo de floración. Los de floración continuada son más aconsejables si quieres disfrutar de las rosas durante más tiempo. En otoño, cuando los viveros y centros de jardinería presentan el mayor surtido, encontrarás el rosal que buscas y comercializado en tres posibles formas que ofrecen todas las garantías: a raíz desnuda, en bolsa y en maceta.

El rosal en planta
Necesitas saber…

*Plantación
Se realiza en una mezcla de dos terceras partes de tierra de jardín y una de abono orgánico, si es posible de estiércol de caballo, bien mezclado en el caso de los cultivados en recipiente. En el jardín la aportación de una buena cantidad de estiércol es primordial.
A raíz desnuda debes plantarlo de inmediato, cortando todas las puntas de las raíces y un trozo de cada rama y, antes de la plantación, debes sumergirlo en agua. En bolsa o caja simplemente debes sacarlo de la caja y plantarlo en el lugar definitivo. Es bastante habitual que este tipo de envase provoque brotadas prematuras en el rosal, sobre todo si la venta se realiza en un local interior con calefacción. En este caso, es mejor escoger uno que no presente ningún brote y si no queda más remedio, en el momento de la plantación es mejor eliminarlos.
En maceta es la forma que presenta más garantía y además lo puedes trasplantar en cualquier época del año sin problema alguno.
Recuerda que después de cada plantación debes regar en abundancia.

*Trasplante
Los instalados en recipientes se deben cambiar cada dos o tres años y, en los implantados en el suelo, cada año se debería cavar la tierra de alrededor, cortando las raíces superficiales y aportando abono orgánico. Si debes trasplantar rosales implantados en el suelo, lo mejor es hacerlo en invierno, durante la época de reposo del rosal, y proporcionarles una buena poda tanto a las ramas como a las raíces.

Cross pollination

*Reproducción
Se lleva a cabo a través de injerto. También se puede realizar a través de estaca aunque no ofrece las mismas garantías ya que la planta obtenida mediante este sistema (un trozo de rama de 15 cm.) no es tan resistente y su vida suele ser más corta. La multiplicación por esquejes es muy sencilla y se puede llevar a cabo entre junio y julio, cortando esquejes de madera tierna, y en noviembre-diciembre, cortando esquejes de madera dura. Para ello debes elegir un tallo sano y cortar un esqueje de unos 10 cm. de longitud, aplicar hormonas de enraizamiento en la base y plantarlo en una mezcla de turba y arena. Cuando los brotes superen los 20 cm. podrás trasplantarlos a su emplazamiento definitivo o conservarlos en maceta.

CIMG0052

DSC02173

*Poda
Se debe practicar cada año; drástica en invierno (enero/febrero)

DSCF6300

DSCF6310y de dos terceras partes en verano (julio/agosto). En invierno deberás cortar tus rosales para que presenten un despliegue continuo de flores. Se poda de forma drástica cortando todas las ramas entre diez y treinta cm. del tronco principal dependiendo del tipo de rosal. Es importante que las podadoras estén muy bien afiladas para no pellizcar los tallos. Cada corte debe hacerse a 6-10 mm. por encima de una yema latente, sesgado hacia el otro lado del tallo, de modo que el extremo superior del corte quede al nivel de la yema. La poda en ángulo de 45º impide que se acumule el agua en la zona de corte, lo que acarrearía enfermedades o sería motivo de congelación en invierno, dañando el leño. Debes escoger una yema que crezca hacia fuera, para que el posterior crecimiento no se dirija aglomerándose en el centro de la planta; de este modo se fomentarían plagas y enfermedades en verano. Cualquier parte leñosa enferma, muerta o congelada debe cortarse. Cuando se corta un leño sano, aparece un color verde crema. Si, por el contrario, está enfermo, sigue cortando hasta llegar al tallo sano o córtalo por completo. En verano sólo debes dejar una tercera parte de ramas y hojas en la planta, cortando de forma que queden todas las ramas a la misma altura y vaciando el interior del rosal, eliminando todas aquellas ramas que toquen a otras. Con esta poda le proporcionarás más energía, erradicarás enfermedades, y aumentarás y prolongarás su floración de otoño. De los restos de la poda puedes reproducir nuevas plantas con total garantía de éxito, ya que nos encontramos en el mejor momento del año para ello.

P1040620

P1040659

P1040681

*Enemigos 

En general los rosales son muy susceptibles de ser atacados por enfermedades y numerosos insectos, por lo que debemos vigilar habitualmente su estado sanitario y, al menor síntoma, realizar tratamientos específicos contra cada tipo de enemigo o enfermedad. Además, para una buena prevención, es muy importante realizar tratamientos de invierno.
A principio de la primavera es cuado los enemigos de los rosales se encuentran más activos y es cuando más vigilancia necesitan tus rosales. Los enemigos principales y habituales son la araña roja, la abeja devoradora de hojas, la cochinilla y el pulgón y las enfermedades el oidio, la roya, el oidio.

Productos específicos contra cada enfermedad o enemigos
Fungicida Antioídio de Massó Garden.
Compo Triple Acción Aerosol.
Fungicida líquido para rosales Flower. 

y4j7zYESZInZhIlBHgYB72CzT

Insectos insecticidas 
La Coccinella septempunctata, conocida popularmente como “mariquita”, es un remedio eficaz y natural contra los pulgones que atacan nuestros rosales. Durante el mes de abril, en nuestros jardines y plantas, empieza la necesidad de aplicar remedios contra las primeras colonias de pulgones. En la agricultura ecológica destaca una de las soluciones más curiosas y respetuosas con las plantas y con los insectos como las abejas que polinizan las flores, para el combate de las plagas; la mariquita. Este animal ofrece su máxima eficacia durante la primavera, llegando a consumir hasta 60 pulgones por individuo y día. Así que, si ves a alguna de ellas en tus rosales, considérala como una buena y ecológica aliada.

DSC01986

*Abono
Necesita aportaciones importantes de abono, idealmente estiércol de caballo que deberías añadir cada año a la salida del invierno. Si no puedes disponer de este abono, deberás aportarle mantillo, turba negra, guano u otros abonos orgánicos de calidad. Además de complementarlo con uno químico muy rico en fósforo y potasio una vez al mes, por ejemplo.

(Despiece dentro de el rosal en planta, Necesitas saber…)
Calendario de tratamientos para disfrutar de unos rosales sanos
En enero debes tratar todos los rosales con aceite de invierno, y repetir el tratamiento tres veces seguidas con un intervalo de ocho días, justo antes de la brotada del rosal.
De marzo a octubre, parando en agosto, semanalmente y a primera hora de la mañana, debes espolvorear los rosales con azufre en polvo y cada quince días pulverizar con sulfato de cobre.

Problemas
* Hojas manchadas
Ha sido atacado por un hongo. Si es de color naranja se trata de roya, si es de color negro se trata de tizne y si es de color gris blanquecino se trata de oidium o mildiun. En cualquier caso debes tratarlo con un fungicida específico.

* Sus hojas permanecen amarillas
Seguramente es debido a falta de hierro o magnesio. Debes aportar sulfato de hierro o un abono químico rico en magnesio, también es posible que tenga déficit de materia orgánica.

* No florece
Es posible que se trate de una variedad de rosal de una sola floración anual (en primavera). Para florecer necesita una exposición muy soleada, estar bien alimentado, encontrarse libre de enfermedades y no recibir demasiados riegos.

Buenos consejos 
*Elimina las ramas secas, no esperes a la época de poda ya que podría peligrar su vida. Recuerda que puedes cortar hasta el 30% del volumen del rosal en cualquier época del año sin perjudicarlo, siempre que la planta esté sana. Para eliminar las ramas secas debes córtalas con tijeras bien afiladas practicando cortes limpios, a ras de nudo o brote, quedando la parte más alta del corte encima de la salida del nuevo brote. A más abajo cortes más fuerza tendrá el rosal, ya que el recorrido desde la base será más corto y podrá emplear la energía para brotar con más fuerza. Una vez hecho esto debes buscar el motivo por el cual se han secado las ramas e impedir que vuelva a ocurrir.

*Corta a menudo las puntas y elimina los restos florales para que no se quede sin vegetación la parte inferior -sobre todo en trepadores-. Aumentará su floración y crecerán más vigorosos.

*Descarga de flores tus rosales realizando ramos para el interior, de esta forma decorarás tu casa y proporcionarás más energía a la planta.

*Elimina los chupones. Los chupones son brotes que salen en los rosales debajo del injerto y se reconocen por el color de sus hojas, verde más intenso, por la cantidad, tiene de dos a cuatro hojas más que las normales y porque tiene mucho más vigor que el resto de la planta perjudicándola enormemente incluso llegando a dominar la planta si no se elimina a tiempo.

*El cultivo de rosales en macetas requiere cuidados especiales como cortar dos terceras partes de sus raíces cada tres o cuatro años, volverlos a plantar en el mismo recipiente con tierra nueva y podas drásticas anuales. Si no florecen lo que deben, éste es el mejor momento para este tratamiento, acompañado con una poda drástica. Con ello aumentarás de la producción de rosas y follaje y tendrá menos enfermedades.

*Los rosales necesitan una exposición muy soleada y se aclimatan perfectamente a cualquier tipo de clima.

*Cava asiduamente la superficie de la tierra para que las raíces puedan respirar sin problema alguno y reciban los alimentos.

*Debes regar muy poco (incluso en verano), evitando mojar sus hojas, pues el exceso de humedad provoca el ataque de hongos.

Conservar las rosas 
Consejos para disfrutar más tiempo de tus rosas
Conservarlas cortadas
*Asegúrate que las rosas estén suficientemente maduras. El color ya debe aparecer en los capullos
*Llévalas bien envueltas a casa para evitar dañarlas
*Coloca las flores en un jarrón bien limpio
*Añade conservante para flor cortada o unas gotas de lejía al agua
*Cada día recorta oblicuamente unos 3 cm. de los tallos
*Los tallos no se deben desgajar ni aplastar
*Las hojas no deben entrar en contacto con el agua
*Procura cambiar el agua del florero cada dos o tres días
*Durante la noche las flores cortadas prefieren el fresco. Colócalas en la cocina o baja la temperatura ambiente
*Las flores cortadas no soportan bien la luz directa del sol ni las corrientes de aire. *No pongas fruta cerca de las rosas, pues el etileno que la fruta produce acorta considerablemente la duración de vida de las flores. Un sitio encima de la calefacción tampoco es el más adecuado.

Hibrits te

Conservarlas secas
Las rosas de tu jardín pueden convertirse en un magnífico arreglo floral. Para ello deberás extraer el agua de las flores. El secado al aire, junto con la inmersión en gel de sílice, son los sistemas más fáciles de realizar y los que mejores resultados ofrecen.
*Para secarlas al aire debes colgar el ramo boca abajo durante dos semanas en un lugar cubierto, seco, aireado, fresco y templado.
*Para el secado con gel de sílice -de venta en droguerías- deberás colocar el ramo en un recipiente con cierre hermético y cubrirlo totalmente de gel que, al cabo de 8 días, habrá absorbido su humedad y el ramo estará seco. El gel de sílice no se estropea y lo puedes utilizar tantas veces como quieras, lo único que debes hacer una vez ha perdido el color azul es colocarlo 15 minutos en el horno a máxima potencia.
*Después del secado debes rociar las rosas con barniz transparente; ello servirá de protección frente al polvo y alargará su vida. También puedes emplear laca del pelo pero el resultado no es tan satisfactorio.

Las primeras rosas de la historia
Los restos fósiles más antiguos de espinas, pétalos o fragmentos de retoño datan de hace unos veinticinco millones de años y, aunque estos hallazgos no puedan determinar su género, sí está documentado que las rosas se desarrollaron en nuestro planeta hace entre 12 y 15 millones de años. Casi desde entonces, la rosa ha embellecido los hogares de las zonas climáticas templadas del hemisferio norte, siendo también muy apreciada en todas las grandes civilizaciones, no sólo como planta ornamental, sino para crear perfumes.
Se cree que la rosa tuvo su origen en Asia Central y desde allí se dirigió hacia Europa, América, China, India y, a través de la región mediterránea, hasta el norte de África. La reproducción más antigua de una rosa, de más de 3.500 años, es el Fresco del pájaro azul, y se conserva en el Palacio de Knossos (Creta).

P1040996

Especies y variedades
A lo largo de la historia, la rosa ha sido sometida a una intensa selección e hibridaciones con el fin de crear nuevas variedades y formas. Actualmente hay catalogadas más de 30.000 variedades de cultivo en el mundo y todas ellas se han obtenido a partir de especies silvestres, de las que existen unas 150.
Las diferentes variedades se agrupan en rosales antiguos y rosales modernos. Los rosales antiguos son anteriores a 1867, año en el que apareció el primer Híbrido de Té. Los rosales antiguos hoy son poco cultivados. Tienden a florecer sólo una vez y sus flores poseen una gran variedad de formas y la mayoría son muy olorosas. Los rosales modernos son posteriores a 1867 y son los más cultivados.
Híbridas de té. La legendaria “rosa roja” pertenece a este orden y es la más antigua entre las especies modernas de rosas, de las que hay más de 6.000 variedades distintas. Posee un tallo largo y una floración abundante. Ostenta la mayoría de las veces sólo una gran flor sobre el tallo con aroma inconfundible, pero no todas exhalan perfume. Gracias a los cruces, muchas presentan capullos laterales junto a la flor principal.

P1050010

Las rosas que se han desarrollado después reciben los nombres de Floribundas de floración abundante o Floribunda Grandiflora.

P1050025

P1010322

El rosal trepador trepa por espalderas, pérgolas y cenadores, sube arrastrándose por las paredes de las casas, muros y embellece vallados. Para ello necesita un anclaje. Esta especie de rosal florece principalmente en los brotes laterales.

P1040988

Rosal Arbustivo es el nombre corriente para el rosal arbustivo de floración repetitiva. Normalmente alcanza una altura de 1 a 1’5 m. y ofrece distintas posibilidades en el jardín: como arbusto individual, plantado en grupos, como seto o también en altos arriates. Es especialmente decorativo si se planta delante de un grupo de coníferas y en setos de colores.

20081215123714portalrosal11

Los rosales Miniatura alcanzan, en la mayoría de los casos, de 20 a 30 cm. de altura, de donde proviene su nombre. Sus flores son realmente pequeñas pero normalmente presentan una forma clásica y llena. Adaptadas a su tamaño, estas variedades poseen brotes finos y una producción de pétalos pequeña y delicada.

G5L

2990530036 b9eecb4011 Rosal-Polyantha-en-arbol-OP

El rosal de pie alto no es una variedad, sino una forma de injerto en el que se injertan varillas de rosales silvestres y los botones se colocan a diferente altura. Según la finalidad, estos pies silvestres se injertan a una altura de 30, 60, 90 o 140 cm.
Los llorones son rosales trepadores injertados en pie alto que deben su nombre al crecer y florecer colgando hacia abajo. Las clases antiguas y con floración única son, por lo general, muy apropiadas para este propósito.
Los rosales de interior son cultivos de rosales miniaturas especialmente pensados para el interior que florecen todo el año en las tiendas especializadas, mostrando todo su esplendor floral si se riegan y abonan regularmente. Después de la primera floración, o a la menor pérdida de vitalidad, se deben sacar al aire libre y tratarlos como un rosal de exterior, proporcionándoles todos los cuidados.

P1040986

Los rosales tapizantes y paisajísticos están considerados actualmente como el grupo más moderno de rosales. El rosal tapizante y el paisajístico, que crece en forma arbustiva pero mucho más compacto, tienen varias cosas en común: fácil mantenimiento, pocas enfermedades y abundante y duradera floración.

P1050049

Rosaledas famosas en Europa
Las rosas se cultivan en abundancia en toda Europa. Entre los principales jardines de rosales se encuentra el Parc de la Grange, en Ginebra, en el que destacan tanto las rosas como su arquitectura, el Jardín municipal del Rosal, en Roma, ubicado en un anfiteatro natural, el Bagatelle, en París, donde se realizó la primera Competición internacional del rosal, la Roseraie du Parc de la Tête d’Or, en Lyon, y la de L’Hay du Val-de-Marne, en L’Hay-les-roses. En Alemania destacan el Westfalenpark, de Dortmund, con variedades de rosales modernos y antiguos, y el Europa Rosarium en Sangerhausen, con la primera rosaleda alemana que llegó a convertirse en la más extensa colección de rosales del mundo con más de 6.500 variedades. El Queen Mary´s Garden, en Regent´s Park, Londres, es el jardín de rosales preferido de los británicos, así como RNRS Display Gardens, en St. Albans, Hertfodshire. En la capital de Irlanda del Norte, Belfast, encontramos el City of Belfast International Rose Garden; en Holanda el Westbroekpark, de La Haya, en Dinamarca el Valbyparken, en Copenhague, y en Bélgica The Garden of Roses at Hex Castle. En nuestro país encontramos la barcelonesa Rosaleda del Parque Cervantes, inaugurada en 1965 y que cuenta con más de 12.000 variedades, donde se celebra el Concurso Internacional de Rosas Nuevas de Barcelona; la madrileña Rosaleda Internacional de Madrid, situada en el Parque del Oeste, con más de 30.000 rosales y donde se celebra el Concurso Internacional de Rosas Nuevas Villa de Madrid; y la Rosaleda de Viveros Francisco Ferrer, en Chiva, Valencia.

Leer más sobre rosales

 

 

 

Leave a Comment